Eco-Melar, lo natural, natural…

"Que buen olorcito a tomate", es lo que le decimos a tod@s los que nos preguntan por los productos de Al Jaque, y es que se nos quedó grabado cuando visitamos la fábrica por primera vez. Inés estaba pelando los tomates que acababan de llegar mientras Óscar, su hijo, nos explicaba como iban a usarlos para preparar salsa de tomate, pisto, ketchup... todo riquísimo.

Entre montañas, dentro de la Serranía de Ronda y en el Parque Natural Sierra de Grazalema, se encuentra el pueblo de Montejaque. Conocido entre otras cosas por sus chacinas y jamones, y que desde hace más de veinte años alberga la fábrica de mermeladas Al Jaque. Esta empresa surgió como proyecto rural de empleo para mujeres desempleadas en el municipio.

Realizan un excelente trabajo que comienza eligiendo los mejores productos de la zona, combinándolos con antiguas recetas y un cuidado proceso de elaboración artesanal, que dan como resultado sus maravillosas mermeladas, patés, salsas, sopas... Lo mejor de todo es que es una producción ecológica, algo que para nosotr@s es muy importante, ya que sabemos que el consumo de estos productos es beneficioso para la salud y para el medio ambiente. Y es que además sus productos son veganos, sin lactosa y sin gluten.

Yo creo que está claro que en Kerkus Hostel podréis probar productos de Eco-Melar y aquí tenéis algunos usos fuera del desayuno. El dulce de pimientos o la mermelada de manzana con hierbabuena maridan a la perfección con el queso de cabra y por eso, la tabla de quesos siempre sale con esta deliciosa compañía. Y no solo mermeladas, si juntamos su cebolla asada caramelizada con morcilla rondeña sobre una rebanada de pan tenemos una sabrosa tosta que incluimos en nuestra carta.

Si quieres una vida dulce, úntale mermelada

Comparte, es gratis