De Montecorto a las ruinas de Acinipo

 Distancia 9km

 Dificultad Fácil

 Recorrido Lineal

Comenzamos nuestra ruta desde Kerkus Hostel a tan solo cincuenta metros del comienzo. El principio del trayecto es compartido con el camino del cementerio y se encuentran asfaltados 500m, a partir de ahí seguimos nuestra ruta por carril. A la derecha nos encontramos una pequeña cascada, el arroyo de Montecorto, que nos acompañará en esta primera parte del camino.

Avanzando por el carril dejamos cortijos a ambos lados y varios cruces de caminos, siempre seguiremos sin desviarnos y siguiendo las indicaciones que nos encontramos. Ya vamos notando la subida y podemos apreciar los horizontes que nos rodean, a nuestra izquierda el pinar de Montecorto coronado por el pico Malaver (1122m), detrás nuestra tenemos la Sierra de Grazalema y enfrente la meseta de Las Mesas donde se encuentra nuestro destino: la ciudad romana de Acinipo.

Seguimos dejando cortijos a los lados y nos damos cuenta de la gran actividad que tuvo que tener el camino años atrás, y aún hoy, es muy probable que te cruces con algún vecin@ cogiendo almendras, hinojo, espárragos o incluso setas. Por ahora el sendero es de fácil tránsito hasta pasar el cortijo de La Panera, donde encontraremos que el río y el camino comparten trazado y tendremos que atravesarlo. Tras dejar atrás el arroyo nos enfrentaremos a una dura subida pero con espectaculares vistas, llegamos entonces al cortijo de Bujambre y volvemos a un cómodo carril.

El paisaje que atravesamos cambia a lo largo del año con el paso de las estaciones. En verano buena parte del arroyo te lo encontrarás seco y los campos estarán llenos de alpacas. En otoño podrás probar multitud de frutos por el camino y si el año ha sido lluvioso tendrás que esquivar numerosos cauces de agua. Es fácil que durante el invierno encuentres hielo o incluso nieve, ten en cuenta que la cota máxima ronda los mil metros. Y en primavera verás el monte teñido de verde con flores que añaden mil colores al paisaje.

Avanzando llegaremos hasta la carretera, donde tendremos que realizar algo más de dos kilómetros para llegar a nuestro destino. Se trata de una carretera comarcal con muy poco tráfico pero debemos tomar precauciones: siempre caminaremos por el arcén de nuestra izquierda y así veremos lo que nos viene de frente.

¡Ave Acinipo!

Te recomendamos que antes de realizar la visita compruebes el horario de apertura. Desafortunadamente, las mascotas no son bienvenidas, así que si vas acompañad@, puedes ver las hermosas vistas que os rodean desde fuera.

Esperamos que te haya gustado la ruta y recuerda:

¡No dejes huella. Si venía en tu mochila, puede volver en tu mochila!

Puedes encontrarla en

Comparte, es gratis